El pasado mes de marzo me atreví a recomendar a Oleumbox, empresa que ya sabéis me es muy afín, que apostaran por estos aceites: un monovarietal arbosana, un delicado koroneiki de Toledo y un coupage mezcla de sabores de arbequina, hojiblanca, morisca y picual procedente de Extremadura.

fresasEmpieza a remitir el frío de invierno y llega la temporada de fresas, y aprovechando ambos hechos apetece de nuevo disfrutar de ensaladas variadas, ¿verdad? Os propongo en primer lugar una ensalada muy sencilla y rápida, elaborada con fresas, frutos secos, lechugas variadas y el aceite de La Maja, Edición Limitada variedad arbosana (por cierto, un diseño atractivo y moderno de la botella que ha llamado la atención de muchos socios de Oleumbox). Este aceite marida muy bien por sus aromas verdes, ahumados y sabor almendrado con un poco de manzana cortada en pequeños cuadraditos, nueces, y con las protagonistas del plato, las fresas laminadas que previamente habremos macerado un rato en un poco de vinagre de manzana o vinagre de fresa. Podemos poner, opcionalmente, un poco de cebolleta. Finalmente, como siempre, el ingrediente estelar, nuestro aceite de oliva virgen extra.

 

aguacatesOs propongo otra ensalada para hacer en dos minutos, esta vez con el coupage Merula que aporta sabores almendrados y dulces. Simplemente hay que abrir una lata de ventresca de bonito y, como habitualmente hacemos, escurrimos el aceite que lleva la lata y regamos bien el bonito con nuestro aceite de oliva virgen extra. Cortamos un aguacate en láminas con un pelador, rociamos con un poco de limón (ya sabéis, un truco para que no se ponga negro) y añadimos la ventresca junto con unos trocos de un buen tomate de ensalada decorando el plato. Finalmente aliñamos con nuestro aceite y podemos añadir un poco de tapenade por encima del plato para decorar y aportar un sabor agridulce agradable.

¿Cómo hacer el tapenade?
Ponemos en un exprimidor unas pocas aceitunas negras, alcaparras
y anchoas y mezclamos con el aceite Merula, que aporta sus aromas a la mezcla
y no tiene sus atributos amargo y picante muy intensos.

Mi tercera propuesta de ensalada es con el tercer protagonista de hoy: el monovarietal koroneiki, que en esta ocasión lo vamos a utilizar para hacer una salsa exquisita debido a su sabor muy suave y delicado. Con ella puedes acompañar unas gambas u otro marisco, tacos de pollo, de verdura, etc. Simplemente tienes que mezclar un yogur griego con el aceite de oliva virgen extra koroneiki y emulsionar la mezcla con un tenedor o cuchara. Puedes salpimentar e incluso poner alguna hierba aromática.

Ya hemos visto en nuestros talleres y en otros artículos de este blog que los buenos aceites de oliva virgen extra, presentan características aromáticas muy diversas y, además, tienen la virtud de realzar el sabor de los alimentos con los que los mezclamos en los diferentes platos. ¡Sin olvidarnos de que son una fuente de salud indudable!

Bon appétit!

Translate »