A menudo me preguntan los asistentes a mis talleres de cata cuál es el mejor aceite de España, o cuál es mi aceite preferido. Dos preguntas difíciles de responder porque la calidad de un aceite varía año tras año. En efecto, varía en función de diversas variables como pueden ser las condiciones de la cosecha o el proceso de elaboración. Pero también porque hay muchos perfiles de aceite diferentes, y no son comparables entre sí los aceites de uno u otro perfil organoléptico.

Es habitual que los aceites de una marca concreta, incluso aquellos que se consideran Premium, no tengan la misma calidad año tras año. O por lo menos que modifiquen ligeramente su perfil sensorial de un año para otro debido a las condiciones climáticas, proceso de elaboración, etcétera etcétera, como he comentado antes.
Incluso puede influir sensiblemente el estado de la botella que he adquirido por una incorrecta conservación en el punto de venta o por no haber sido envasado el mejor aceite de la almazara por la circunstancia que sea.
Por esa razón yo siempre cato los aceites seleccionados e insisto al productor que el aceite envasado que les pueda vender como experto sea del mismo depósito que el que he catado previamente.

FOTO-PREMIO-ALIMENTOS-DE-ESPAÑAEn los últimos años han proliferado las convocatorias de concursos para premiar a los mejores aceites de oliva virgen extra, en la mayor parte de los casos con carácter internacional. Cada año se anuncian nuevas guías y concursos para valorar los mejores aceites y se establece un ranking internacional con los aceites que más puntos han conseguido (en determinados concursos, no en todos…).

Y os preguntaréis: ¿los aceites que encabezan ese ranking son los mejores del mundo? Todos ellos son excelentes aceites, pero no podemos afirmar que sean los mejores del mundo, aunque sí que se encuentran entre los cientos o miles de aceites mejores del mundo ;);)… Tened en cuenta que hay muy buenos aceites que no se presentan a dichos premios, o se presentan solo a algunos que no entran en la valoración de dicho ranking.
Yo suelo catar en mis talleres aceites de alta calidad, y recomiendo su compra. Algunos tienen muchos premios y reconocimientos a escala internacional. Otras almazaras que selecciono, en cambio, no se han preocupado de presentar su aceite a concursos. Pero pueden ser de ¡chapó!

Además de estos premios, están proliferando también los sellos o certificaciones de calidad, tales como el sello internacional SIQEV, otorgado por la organización QvExtra!, o el sello de confianza de la Escuela Valenciana de Cata.

Cualquiera de estas iniciativas son bienvenidas para certificar al consumidor que los aceites envasados como Premium lo son en realidad, o para garantizar las buenas prácticas de la almazara dentro del sector oleícola a escala mundial.

Translate »