Me encanta hablar del olfato, nuestro sentido más importante a la hora de apreciar el aceite de oliva virgen extra.

Según los científicos de la Universidad de Pittsburgh, que utilizaron una técnica informática para reducir gradualmente los olores a su esencia más básica, los seres humanos perciben 10 tipos básicos de olor, o mejor dicho: “Los miles de aromas que los humanos pueden oler pueden ser ordenados en 10 categorías básicas”.

Los resultados son discutibles, algunos dicen que hay miles de permutaciones.

El profesor Castro dijo: “Usted tiene estas 10 categorías básicas porque reflejan atributos importantes sobre el mundo: peligro, alimentos y así sucesivamente”. “Si sabéis estas categorías básicas, entonces se puede empezar a pensar en la construcción olores”. “No hemos resuelto el problema de la predicción de un olor en función de su estructura química, pero eso es algo que esperamos hacer.” Él dijo que sería importante empezar a probar la teoría de aromas más complejos, tales como perfumes y olores cotidianos. En realidad, cualquier olor natural es probable que sea una mezcla compleja, “una mezcla de las 10 categorías diferentes”.

Estos fueron los 10 olores propuestos: Fragante; Resinoso-madera; Frutado no cítrico; Químico; Menta pipermint; Dulce; Palomitas de maíz; Limón; Picante; Decaído, deteriorado.

Como veis es una teoría muy particular, pues hay muchos aromas que detectamos en el aceite –tomate, alcachofa, verde hoja, aguacate, etc.– que realmente no sé en cuál de estos 10 olores incluiríamos.

Lo que está claro es que el olfato es fundamental en nuestras vidas. Está demostrado que el ser humano recuerda hasta el 35 % de lo que huele frente al 5 % de lo que ve, y que la mayoría de las personas considera que el olfato es igual de importante que el resto de los sentidos. El olor se registra en nuestro cerebro como una emoción relacionada íntimamente con las situaciones en las cuales se percibió por primera vez ese olor.

Según los expertos, la memoria puede retener hasta 10.000 aromas distintos mientras que únicamente es capaz de reconocer 200 colores.

La mayoría podemos asegurar que evocamos momentos felices con ciertos olores. Volver a oler algo familiar nos influye más que volver a verlo o escucharlo, y asociamos el olor del material escolar a la infancia o el olor de crema solar a las vacaciones pasadas.

Además, los olores repercuten en nuestro estado anímico, nos animamos con el olor a flores y naturaleza, o con el olor a mar y salitre, o con el olor a dulce. O dormimos mejor, con sueños más reconfortantes, si el olor del dormitorio nos resulta agradable.

Cuando te encuentres con un nuevo aceite de oliva virgen extra, vierte un poco sobre un vasito, concéntrate, acerca tu nariz y disfruta de su aroma; procura asociarlo a algún fruto de la naturaleza, a algún recuerdo agradable e intenta procesarlo en tu mente para no olvidarlo nunca y recuperar su aroma en cualquier situación cotidiana.

Translate »